LOS HOMBRES LEOPARDO

LOS HOMBRES LEOPARDO

LOS HOMBRES LEOPARDO

En el continente africano, con su amplia variedad de peligrosos depredadores, no faltarían historias sobre metamorfosis. Una de las más famosas es la del leopardo.

El explorador Du Chaillu narró algunas de las leyendas que le fueron relatadas en sus viajes por tierras africanas. En una ocasión se encontró con que su amigo Akondongo, líder de una comunidad, le confió sus preocupaciones: ese mismo día, dos de sus hombres habían aparecido muertos, atacados por un leopardo. Sin embargo, no podían capturarlo dado que “era un hombre que se había transformado en un leopardo y luego se había convertido en un hombre de nuevo” .

Entre las tribus de Gabón, las autoridades coloniales descubrieron que en la región existía una sociedad religiosa temida por los nativos africanos. Se trataba de un culto de caníbales que de vez en cuando emergían de entre las selvas y praderas para desatar el pánico y realizar sus extraños rituales . Era una sociedad secreta mistérica que creía en la magia de sangre y en el sacrificio y caza rituales.  Los miembros se vestían con pieles de leopardo y acechaban a los viajeros para darles muerte. Según sus creencias, el canibalismo ritual fortalecería tanto a los miembros de la sociedad como a toda su tribu . Ejemplo de cuanto decimos era la Borfima, una especie de remedio medicinal que curaba todo mal y confería capacidades milagrosas a quien lo ingiriera. Según lo recogido por Beatty en su crónica de los juicios (1915), la Borfima se componía, entre otros ingredientes, de la clara de un huevo, la sangre, la grasa y otras partes de un ser humano, la sangre de un gallo y unos pocos granos de arroz. Aquellos que querían formar parte de la sociedad secreta ingerían este brebaje que los preparaba para las incursiones en busca de carne humana…

A veces detrás de un mito o leyenda se oculta una verdad escalofriante: la maldad humana. Y es que nuestra especie, al igual que las fieras salvajes, es capaz de mostrar un comportamiento sádico y cruel. Esta vez no fue necesaria la participación de ningún ser sobrenatural para que se desatara la barbarie, sino un grupo fanático, supersticioso y cruel capaz de cometer terribles y macabros crímenes por la obsesión de conseguir un único objetivo: poder.

 

¿QUIERES CONOCER MÁS HISTORIAS SOBRE LICANTROPÍA? CONSIGUE NUESTRO LIBRO EN AMAZON

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!