Ningyo, las sirenas japonesas.- Colaboración con Nuestras Fiestas y Misterios Del Mundo.

Ningyo, las sirenas japonesas.- Colaboración con Nuestras Fiestas y Misterios Del Mundo.

Ningyo, las sirenas japonesas.

 

Hoy nuestro amigo de Nuestras Fiestas y Misterios Del Mundo. nos birnda esta leyenda de su página de facebook. Esperamos que la disfrutéis:
Las sirenas son conocidas como Ningyo en japonés, pero son muy diferentes de las sirenas de la tradición occidental. Los Ningyo se asemejan más a los peces que a los humanos, con un nivel variable de características similares a las humanas. Sus características van desde una fea y deformada cara de pez con boca que se parece a la de un mono, escamas doradas, un torso humano entero hasta unos dedos largos y huesudos terminados en garras afiladas. Pueden variar en tamaño desde el tamaño de un niño humano hasta el tamaño de un sello grande. A diferencia de las sirenas de las leyendas del Atlántico y el Mediterráneo, los Ningyo del Pacífico y el Mar de Japón son horribles de contemplar, más parecido a una pesadilla de otro mundo que a una sirena seductora.
Las sirenas se asemejan a las razas conocidas en todo el oeste, en un atractivo torso humano y en la parte inferior del cuerpo.
Particularmente desde el final del período Edo y la apertura de Japón hacia el oeste, se han visto más y más sirenas atlánticas de estilo occidental en aguas japonesas. Sin embargo, la sirena japonesa más común es más bestia que belleza.
Los avistamientos de Ningyo se remontan a las primeras historias escritas de Japón. Los primeros avistamientos de sirenas en Japón se encuentran en el Nihon Shoki, uno de los libros más antiguos de la historia clásica japonesa, que data del año 619 d. C.
Se cree que la carne deliciosa de un Ningyo otorga vida eterna y juventud a aquellos que la comen y, por lo tanto, es el tema de muchos cuentos populares. Sin embargo, conlleva un peligro que la mayoría de la gente no está dispuesta a arriesgar. Los Ningyo pueden lanzar una poderosa maldición sobre los humanos que intentan herirlos o capturarlos, y algunas leyendas hablan de pueblos enteros que fueron tragados por los terremotos o maremotos después de que un pescador llevara a casa un Ningyo en una de sus capturas.
Si aparece uno de estos peces muerto sobre la playa, indica calamidad o guerra.
Se dice que este pez emite un silbido similar al sonido de una flauta, por lo que es un motivo más por el que se les ha relacionado con las sirenas occidentales.
Si bien su apariencia grotesca y sus poderes sobrenaturales los convierten en un tema intrigante, es mejor evitarlos a toda costa.
Una popular historia cuenta que hace muchos años, un pescador ofreció este manjar a sus invitados, pero al ver el aspecto del pez, éstos se negaron a comerlo. Uno de ellos, borracho de sake, llevó el trozo de pescado a su casa, donde su hija lo comió. El padre, asustado, vigiló a la joven por un tiempo, pero nada pareció suceder. Con el tiempo la chica se casó y tuvo hijos, pero notó que jamás envejecía. Enterró a su esposo y a sus hijos viviendo 800 años.

¿QUIERES AYUDAR A ESTE BLOG? NUESTRO PRÓXIMO LIBRO “DRAGONES” ESTA EN PRE-VENTA EN EL SIGUIENTE ENLACE : https://bit.ly/3xr5acq

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!