seres mitológicos de la navidad

seres mitológicos de la navidad

 Seres mitológicos de la navidad

 

                                                      imagen de:    https://www.pinterest.es/pin/31666003622887720/

Santa Claus

La figura moderna de Santa Claus se inspira parcialmente en San Nicolás de Myra, un santo cristiano del siglo IV conocido por su generosidad. La tradición de que reparta regalos tiene su origen en un acto de gran generosidad que, según la leyenda, realizó en cierta ocasión. Se cuenta que un día, San Nicolás donó parte de su fortuna a un hombre que había perdido todo y se encontraba en situación de extrema necesidad. Este hombre, al haber perdido su patrimonio, no podía costear la dote para el matrimonio de sus hijas, lo que las obligó a permanecer solteras y en desamparo, llevándolas a prostituirse para sobrevivir. Conmovido por su penosa situación, San Nicolás, en la oscuridad de la noche, dejó oro en la vivienda de esta familia, permitiéndoles así subsistir y costear la dote matrimonial.

En memoria de San Nicolás, durante la Edad Media, el 5 de diciembre se obsequiaban regalos a los niños. Más adelante, la celebración de Santa Claus se trasladó al 24 de diciembre.

Respecto al aspecto de Santa Claus, este fue evolucionando a medida que su imagen se fusionaba con seres mitológicos y cultos precristianos europeos. Posteriormente, en 1822, el ministro episcopal Clement Clarke Moore escribió un poema navideño titulado ‘An Account of a Visit from St. Nicholas’, en el que describía a Santa Claus como un hombre jovial que viaja de casa en casa en un trineo tirado por renos para entregar juguetes. Luego, en 1881, el caricaturista Thomas Nast se inspiró en este poema para crear la versión actual de Santa Claus: un hombre ataviado de rojo con una barba blanca.

Krampus es una criatura de orejas de elfo y unos grandes cuernos, propia del folclore de los países alpinos tales como Austria, Alemania, Francia, Italia, Liechtenstein, Mónaco, Eslovenia y Suiza.

Tiene un “rostro destrozado y trastornado con ojos inyectados en sangre sobre un cuerpo negro peludo. Cuernos gigantes se enroscan en su cabeza, mostrando su linaje mitad cabra, mitad demonio. (Billock, 2015)

Según la leyenda, Krampus aparece en la noche del 5 al 6 de diciembre, merodeando las calles durante esa noche en lo que se conoce como Krampusnacht (La noche del Krampus, en alemán) . Visita aquellos niños que se han portado mal y, dependiendo de la versión del mito, les da unos azotes con ramas de abedul o los secuestra para posteriormente devorarlos en la profundidad de su cueva.

Originalmente se mostraba como una especie de macho cabrío con lengua de serpiente, pero con la introducción del cristianismo fue adquiriendo características antropomorfas como brazos y piernas, tal vez por asimilación al Diablo.

Tarjeta navideña de 1900

 

Los Reyes Magos

Los Tres Reyes Magos, conocidos también como los Magos de Oriente, son figuras icónicas en la tradición cristiana, especialmente en la celebración de la Epifanía. Su historia, origen y evolución del mito son fascinantes y reflejan cómo las tradiciones religiosas pueden mezclarse y evolucionar con el tiempo.

La única mención bíblica de los Reyes Magos se encuentra en el Evangelio de Mateo (2:1-12). No se especifica su número, nombres, ni que fueran reyes; simplemente se les describe como “magos” (del griego “magoi”, posiblemente astrólogos o sabios). De hecho, llegan a Belén para adorar al señor precisamente interpretando los mensajes (“la magia”) de las estrellas. No es hasta el siglo VI que los “magos” fueron referidos como tres en número y se les asignaron los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Si nos fijamos en el término “mago” y su interpretación en los tiempos de la Judea del Siglo primero podemos llegar, de acuerdo con Grau-Dieckmann a la siguiente conclusión:

Mago es la denominación de los sacerdotes persas de Zoroastro, personas
altamente instruidas que se dedicaban a la astronomía y a la astrología,
interpretaban sueños y estudiaban los enigmas cósmicos, a más de cumplir
con sus funciones religiosas. Se les atribuía poderes ocultos y capacidad de
efectuar hechizo

También el origen y significado de los presentes de los magos hacia el ñiño Jesús ha dado mucho de que hablar. Una de las interpretaciones se podría resumir de la siguiente manera: el oro, metal precioso propio de reyes, simbolizaba el tributo a la realeza de Jesús, a su calidad de rey. El incienso, de importante papel en los rituales religiosos y en las ofrendas a las deidades — tanto en las religiones idolátricas como en el judaísmo — era un tributo a la divinidad del Niño, el reconocimiento de que Jesús era Dios. La mirra, usada en los embalsamamientos, en la unción de los cadáveres y en los ritos funerarios, era emblema de muerte y sufrimiento y por lo tanto, prefiguraba la pasión y muerte de Cristo.

 

En cuanto al tema de su origen regio, aunque es un tema sujeto a discusión, se sospecha que la interpretación de la visita de estos magos de oriente casaba con ciertas tradiciones Bíblicas que hablaban de que el Mesías sería adorado ” Por los reyes de la tierra” .

 

Befana

La leyenda de Befana parece tener raíces en tradiciones precristianas italianas y se asocia con la celebración de la Epifanía. La Befana puede tener sus raíces en festivales y deidades paganas pre-cristianas, como las celebraciones romanas en honor a Jano (el dios de los comienzos) y Strenia (la diosa de la buena fortuna), que también ocurrían en el inicio del año y donde se intercambiaban regalos. Estas fiestas incluían la limpieza ritual de la casa, un acto simbólico de dejar atrás el año pasado y prepararse para el nuevo, lo que puede haber influido en la tradición de la Befana como una figura que limpia.

La leyenda más conocida cuenta que los Reyes Magos, en su camino para encontrar al niño Jesús, pidieron direcciones a una anciana (la Befana). Ellos la invitaron a unirse a su búsqueda, pero ella rechazó, diciendo que estaba demasiado ocupada con sus tareas domésticas. Más tarde, se arrepintió y salió a buscarlos con regalos para el bebé Jesús, pero nunca pudo encontrarlos. Desde entonces, se dice que vuela en su escoba cada noche del 5 al 6 de enero, buscando al niño Jesús y dejando regalos a los niños en su lugar, esperando que uno de ellos sea el Mesías.

 

 

 

imagen de: Tamera Menard Ovall

 

Olentzero, el Papa Noel de País Vasco y Navarra

 

Esto contiene una imagen de: Navidad Olentzero dibujo vector de Stock

Con el nombre de Olentzero y sus diversas variantes (Olantzaro, Onenzaro, Orentzaro…) se define a un personaje simbólico y algo grotesco que anuncia en nuestra zona el solsticio de invierno.

Las leyendas sitúan el peso en las espaldas del Olentzero de ser vigilante de las tradiciones, la moral y las buenas costumbres. Así, por ejemplo, cuando era costumbre que el sábado anterior a Navidad se ayunara, se decía que ese día el Olentzero entraba por la chimenea con una hoz para cortar la cabeza de aquel que no hubiera ayunado. La misma pena les esperaba en Elduáin, según (Barandiarán, 2015), a quienes no limpiaban la chimenea.

Olentzero, tras pasar todo el año en la montaña, descendía a los pueblos más cercanos cuando el invierno anunciaba su llegada. Solicitaba aguinaldos con los que pasar el resto del año y, tras pronosticar el futuro, regresaba a las cimas de los montes.

La evolución del personaje del Olentzero es muy singular. En tiempos pasados, formaba parte de la larga lista de ogros y cocos que asustaban a los niños. Se solía decir a los niños que, si no se iban pronto a la cama, el Olentzero, armado con una hoz, bajaría por la chimenea y los castigaría. En ocasiones, el relato era aún más oscuro y se creía que el Olentzero podía secuestrar a los niños, como si fuera un ogro. Para librarse de este ser que solía descender por la chimenea, era necesario mantener el fuego encendido. También se contaba que, por alguna razón que escapa a mi entendimiento, el Olentzero no se acercaba a las casas en las que se asaban castañas en el tamboril.

Con el tiempo, el Olentzero ha desarrollado la personalidad de un gigante amigable y bondadoso que reside en las profundidades de las montañas, y desciende una vez al año durante las festividades navideñas para distribuir regalos a los niños, como una especie de Papá Noel local.

De hecho, hay cierta tradición en los pueblos en representar a este personaje en las fiestas navideñas. Para ello o bien se arma un muñeco caracterizando al famoso gigante, o bien una persona del pueblo se disfraza:

Se pone en una silla sencilla un hombre disfrazado (muku), con abarcas, galtzerdi- motzas (partanas), pantalones azules con petachos, elástico viejo; gordo, con pipa, barba … El día 24 de diciembre, al oscurecer, van con él seis o siete mozos, que llevan al Olentzero cantando. Suben a los pisos, pegan en la puerta. El Olentzero lleva una bota de vino y talud, torta de maíz, con una sardina encima (Satrústegui, 1988).

También subsiste una canción popular sobre este ser, que aún cantan adultos y jóvenes, y que resume la leyenda de este personaje navideño:

Olentzero se ha ido

al monte a trabajar

con la intención

de hacer carbón.

Allí! Allí!

Nuestro Olentzero

tiene la pipa en la boca

y está sentado.

También tiene gallos

Con huevecitos

Mañana para merendar

botella con vino

Olentzero cabezón

tan sabio

ayer por la tarde se bebió

un montón de litros de vino.

¡Ay, menudo tripón!

la, lara, lara

¡Ay, menudo tripón!

lara, larala, laralala.

 

¿Quieres saber más sobre mitología y ayudar a este blog a crecer? Adquiere nuestros libros  linktr.ee/paruos1990

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

https://us.as.com/us/2021/12/24/actualidad/1640374521_667388.html#:~:text=La%20leyenda%20de%20Santa%20Claus,protector%20de%20ni%C3%B1os%20y%20marineros.

Phyllis Siefker .”Santa Claus, Last of the Wild Men: The Origins and Evolution of Saint Nicholas”, 2006, british library.

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/krampus-terrorifico-demonio-navidad_17441

Grau-Dieckmann, Patricia, Una Iconografía polémica: los Magos de Oriente, Mirabilia 02, 2002, pp. 103- 123 .

«La Befana, la versión italiana de los Reyes Magos | ArqueHistoria». Archivado desde el original el 3 de enero de 2020. Consultado el 3 de enero de 2020.

Basu, Tanya. “Who Is Krampus? Explaining the Horrific Christmas Devil.”  National Geographic . National Geographic Society, 19 Dec. 2013. Web. https://news.nationalgeographic.com/news/2013/12/131217-krampus-christmas-santa-devil/.

Billock, Jennifer. “The Origin of Krampus, Europe’s Evil Twist on Santa.” Smithsonian.com. Smithsonian Institution, 04 Dec. 2015. Web. https://www.smithsonianmag.com/travel/krampus-could-come-you-holiday-season-180957438/

Lindemans, Micha F. “Hel.”  Encyclopedia Mythica . Encyclopedia Mythica, 03 Mar. 1997. Web. https://www.pantheon.org/articles/h/hel.html.

Little, Becky. “How Krampus, the Christmas ‘Devil,’ Became Cool.”  National Geographic . National Geographic Society, 4 Dec. 2015. Web. https://news.nationalgeographic.com/2015/12/151204-krampus-movie-christmas-demon-santa-holiday-folklore/.

Sabur, Rozina. “Austrian Town Reassures Asylum-seekers over Unusual Christmas Tradition.”  The Telegraph . Telegraph Media Group, 30 Nov. 2015. Web. https://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/austria/12024686/Austrian-town-reassures-asylum-seekers-over-unusual-Christmas-tradition.html.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!